Electrólisis salina para piscinas colectivas

Los sistemas de cloración salina desinfectan y mejoran la calidad del agua sin necesidad de productos químicos. Ofreciendo con ello, unas aguas más limpias y saludables para los usuarios que, con el bajo porcentaje de sal requerido, no notarán ninguna molestia. Estos sistemas además pueden instalarse en cualquier piscina, ya sea de nueva construcción o existente, grande o pequeña.

¿Cómo funciona un sistema de cloración salina?

Los cloradores salinos son sistemas automáticos y cerrados que usan la sal para generar cloro gaseoso mediante la electrólisis. La electrólisis consiste en una célula instalada en el circuito de retorno del agua a la piscina y contiene unos electrodos que producen el cloro. La cantidad de cloro generado depende del amperaje de la célula.

Su funcionamiento se genera mediante la alimentación de corriente continua y un electrodo formado por placas. Con el paso del agua por las placas, se genera la electrolisis (reacciones electroquímicas), formandoH₂ (hidrógeno), OH (oxidrilo), O₂ (oxígeno gas) y CL₂  (gas cloro) que una vez salen del electrodo se unirán para formar cloro (Cl), hidrógeno (H) e hidróxido de sodio (NaOH): ácido hipocloroso.

El mismo cloro también ha producido ácido clorítico, que neutralizará el hidróxido de sodio para convertirlo nuevamente en sal. De este modo se cierra el ciclo para poder volver a empezar sin la necesidad de añadir nuevamente sal.

¿Qué mantenimiento requiere un clorador salino?

El augmento de sal en el agua hace subir el pH del agua de la piscina, hecho que requerirá un mayor control de este nivel.

Por otro lado, el proceso constante desgasta el electrodo y las placas con lo que, con el paso del tiempo, deberemos proceder a su sustitución. El tiempo puede variar considerablemente según las dimensiones y uso de cada piscina.

Ventajas del clorador salino

  • Ahorro económico por la minimización del mantenimiento y la eliminación del uso de químicos.
  • Mayor seguridad por la eliminación de la necesidad de almacenar y manipular químicos.
  • Mayor desinfección del agua por la acción del cloro y otros elementos generados durante la electrolisis y la oxidación del agua.
  • Economiza agua ya que no genera residuos químicos.
  • Mejora la salubridad del agua y la salud del usuario por los valores antisépticos del agua salada. Evita la irritación de los ojos, las mucosas y la piel del bañista.
  • Sistema más sostenible por la eliminación de químicos y por el bajo consumo eléctrico que requiere.
  • De fácil instalación en cualquier piscina.

En Blautec disponemos y trabajamos con las principales marcas del sector:

Solicitar más información

2 + 13 =